Teléfonos 2290-5278 | 8436-9094
Close

Hemorroides y Fisioterapia en la Mujer

Hemorroides y Fisioterapia en la Mujer

Las hemorroides (almorranas) son venas dilatas e inflamadas en el ano y en el recto, que pueden causar dolor, comezón y sangrado anal.

La parte terminal del tracto digestivo está compuesta por el recto, por el canal anal y por el ano propiamente dicho. Como en cualquier otra parte de nuestro cuerpo, esta región es vascularizada por arterias y venas que reciben el nombre de arterias y venas hemorroidales.

La mayoría de nuestras venas contienen válvulas que ayudan a la sangre a seguir siempre en la misma dirección, impidiendo su retorno incluso cuando se encuentra contra el curso natural de la gravedad.

Las venas hemorroidales no poseen válvulas para impedir el estancamiento de sangre. Por lo tanto, cualquier aumento de la presión en esas venas propicia su congestión. Las hemorroides son como várices de las venas hemorroidales. Así como en cualquier várice, la sangre detenida aumenta el riesgo de trombosis e inflamaciones de las venas.

Por lo tanto, las hemorroides son dilataciones de las venas del recto y el ano, que pueden acompañarse de inflamación, trombosis y sangrado.

La hemorroides son clasificadas en:

  • Hemorroides internas: cuando ocurren en el recto.
  • Hemorroides externas: cuando ocurren en el ano o en el final del canal anal.

Las internas se clasifican en cuatro grados:

Hemorroides y Fisioterapia en la Mujer

  • Hemorroides grado I: no prolapsan a través del ano.
  • Hemorroides grado II: prolapsan a través del ano durante la evacuación, pero no retornan a su posición original espontáneamente.
  • Hemorroides grado III: prolapsan a través del ano y su reducción sólo se logra manualmente.
  • Hemorroides grado IV: están prolapsadas a través del ano y su reducción no es posible.

Las internas grado I no son visibles y las hemorroides grado II normalmente pasan desapercibidas por los pacientes, ya que nadie puede ver el ano cuando defeca. Como el recto y el canal anal poseen poca enervación, este tipo de hemorroides no suele causar dolor.

Las externas son fácilmente identificadas y suelen inflamarse causando dolor y/o prurito (comezón).

Causas

Son un disturbio muy común. Se estima que más de la mitad de la población arriba de los 50 años sufre de hemorroides en grados variables.

Los principales factores de riesgo son:

  • Constipación intestinal (estreñimiento).
  • Esfuerzo para evacuar.
  • Obesidad.
  • Diarrea crónica.
  • Aguantar las heces con frecuencia, evitando defecar siempre que hay ganas.
  • Dieta pobre en fibras.
  • Embarazo.
  • Sexo anal.
  • Antecedentes familiares de hemorroides.
  • Tabaquismo.
  • Cirrosis e hipertensión portal.
  • Quedarse largos periodos sentado en el inodoro (hay quienes creen que el propio diseño del inodoro propicia la formación de hemorroides).

Hemorroides y Fisioterapia en la Mujer…
¿Qué recomendaciones y técnicas se utilizan?

En primer lugar se le darán recomendaciones en hábitos defecatorios y se ayudara a evitar el estreñimiento.

Se utilizaran técnicas que generen una vasoconstricción de la zona con diferentes herramientas electroterápicas.

Se puede utilizar la radio frecuencia en parámetros adiatérmicos en zonas distales para facilitar el efecto antiinflamatorio. (siempre y cuando las hemorroides no se encuentre en flebitis o tromboflebitis.

    Solicitar Cita:

    ¡Queremos Ayudarle!

    Escríbanos hoy y agende su cita de valoración. En La clínica Traña nos brindamos un servicio personalizado con un equipo humano dedicado y profesional.

    Solicitar Cita ›