Teléfonos 2290-5278 | 8436-9094
Close

Rehabilitación Post Cirugía de Prostata

Rehabilitación Post Cirugía de Prostata

Qué es la próstata

La próstata es una glándula que se encarga de fabricar el líquido que transporta los espermatozoides cuando se produce una eyaculación.

Está situada alrededor de la uretra, que es el conducto por el que se expulsa la orina.

Cuando aumenta de tamaño, bien porque hay una hipertrofia o hiperplasia benigna, o bien por la existencia de un tumor localizado en la zona, carcinoma prostático, la próstata acaba oprimiendo la uretra y aparecen entonces problemas urinarios y/o vesicales que pueden ser de carácter obstructivo o irritativo.

Causas de la hipertrofia o hiperplasia de próstata

Lo primero que hay que aclarar es que la hipertrofia o hiperplasia prostática ni es un cáncer ni aumenta el riesgo de padecer cáncer.

El aumento del tamaño de la próstata le ocurre a todos los hombres con el envejecimiento y no se sabe a ciencia cierta a qué es debido, aunque parece que son factores ligados con la edad y con los cambios en las células de los testículos.

A partir de los 40 años es frecuente un aumento de tamaño de la próstata y a partir de los 80 años la hipertrofia prostática está presente en más de un 90% de los hombres.

Síntomas de la existencia de una hipertrofia de próstata

  • Goteo al final de la micción.
  • Dificultad para comenzar a orinar.
  • Chorro de orina débil o intermitente.
  • Micciones frecuentes pero con cantidades de orina pequeñas.
  • Necesidad imperiosa de acudir al baño varias veces durante la noche o nicturia.
  • Imposibilidad o sensación de no haber vaciado completamente la vejiga tras acudir al baño.
  • Infecciones repetidas.
  • Cálculos en la vejiga.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Hidronefrosis por retención de la orina.

Cuándo está indicada una prostatectomía

Como hemos visto hasta ahora, la prostatectomía o extirpación de parte o de la totalidad de los tejidos de la próstata está indicada cuando por motivos de edad, salud y otras circunstancias del paciente, se han descartado otros métodos alternativos o bien éstos ya no son efectivos a la hora de mejorar la calidad de vida o aumentar la esperanza de vida en pacientes con:

  • Evidencias de un cáncer de próstata.
  • Síntomas de una hipertrofia o hiperplasia benigna de próstata.

Tipos de prostatectomía

Hablamos de prostatectomía simple cuando se trata de la extirpación parcial de algunos tejidos de la glándula prostática.

Es el tipo de prostatectomía más frecuente y su finalidad es mejorar la calidad de vida, recuperando o mejorando una función perdida, de quienes padecen una hipertrofia prostática.

Cuando el motivo de la intervención es la existencia de un cáncer de próstata, generalmente, se extirpa la totalidad de la glándula prostática para aumentar la esperanza de vida en quienes lo padecen.

En estos casos, se denomina prostatectomía radical.

Secuelas de la prostatectomía

Tanto la prostatectomía simple como la radical tienen una serie de riesgos implicados ya que se trata de intervenciones quirúrgicas y como tales, llevan asociados los mismos riesgos que cualquier otra operación, bien sea por la anestesia, infecciones, riesgos de salud previos, etc.

Además, cualquier daño en los nervios o vasos sanguíneos adyacentes a la próstata causado durante la intervención puede originar molestias y otras disfunciones entre las que se encuentran:

  • Impotencia, disfunción eréctil y problemas de erección (contrariamente a lo que se pueda pensar, no hay disminución de la líbido ni ausencia de orgasmos).
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Incontinencia urinaria de urgencia.
  • Incontinencia anal, fecal o de gases.
  • Eyaculación retrógrada con paso de semen hacia la vejiga en lugar de hacia la uretra.
  • Pérdida de fertilidad espermática o esterilidad.
  • Estenosis uretral o estrechamiento de la uretra a causa de la cicatriz.
  • Hemospermia o sangre en el semen.
  • Trastornos digestivos como estreñimiento.

Fisioterapia para la Rehabilitación Post Cirugía de Prostata

  1. Reeducación de la musculatura
  2. Fortalecimiento de la zona perineal y el CORE
  3. Mejora del tono abdominal
  4. Ejercicios respiratorios para el diafragma
  5. Biofeedback
  6. Tecarterapia
  7. Bombas de vacío y ondas de choque para disfunción eréctil
  8. Conciencia propioceptiva de la zona
  9. Técnicas manuales miofasciales
  10. Electroestimulacion
  11. Magnetoterapia
  12. Trabajo en las cicatrices

    Solicitar Cita:

    ¡Queremos Ayudarle!

    Escríbanos hoy y agende su cita de valoración. En La clínica Traña nos brindamos un servicio personalizado con un equipo humano dedicado y profesional.

    Solicitar Cita ›